El Plantel

Actualmente el plantel cuenta con una plantilla de 15 profesores y cási 400 alumnos dividos en dos turnos.

Después de dos años, se concluyó la primera etapa de la edificación del plantel la cual constó de 4 aulas, laboratorio multidisciplinario, centro de cómputo, módulo de baños y una pequeña explanada.

Al contar con 4 aulas el plantel pudo laborar en ambos turnos incrementándose sustantivamente la matricula, sin embargo la problemática de la deserción escolar continuo presentándose, el reto consistió en lograr la permanencia de los estudiantes y fue hasta la tercera generación que se han obtenido los primeros resultados y en consecuencia en los estudiantes de la cuarta generación se han presentado los índices más bajos de abandono escolar ubicándose por debajo de la media estatal del 14%.

En el estudio realizado por la COSDAC el plantel fue clasificado como plantel objetivo en virtud de haber presentado una tendencia hacia el incremento de la deserción en el último ciclo escolar, cuando en dos periodos anteriores se encontraba disminuyendo en este indicador.

En la localidad, existen diversas problemáticas de índole social, familiar y personales a los cuales se enfrentan los habitantes de la misma, considerando a Ciudad Mujeres como zona con un alto grado de marginación, donde imperan situaciones principalmente de desintegración familiar, alcoholismo, relaciones sexuales a temprana edad y en los últimos años se ha notado un incremento en la delincuencia y el desempleo. Mismas que afectan el desempeño académico de los alumnos, resultando ser causas de deserción escolar, riesgos de adicciones, desintegración familiar, el desinterés por los estudios y en menor medida, problemas de embarazo. Sin embargo a través de tutores académicos, docentes, prefectos, orientadores, academias y atención personalizada a padres de Familia, se da seguimiento a la trayectoria de los estudiantes tanto en el ámbito personal, social y familiar, estableciendo de este modo estrategias con las que se le de atención oportuna al alumnado disminuyendo la posibilidad de deserción escolar, por cualquiera de los motivos antes mencionados.

Los alumnos que asisten al plantel manifiestan ganas de sobresalir, mejorar su calidad de vida y lograr un desempeño académico que le permita incorporarse al trabajo o a la educación superior, sin embargo el contexto, la falta de interés de los padres y las situaciones personales como la falta de motivación y poca autoestima son condiciones que no favorecen su permanencia y un buen desempeño en su formación.